“CONCE” Y LA TIERRA

Natural y vecino de Villarrubia de los Ojos del Guadiana, ama y conoce de primera mano como pocos, si no como nadie, las maravillas y secretos del patrimonio natural de las Tablas de Daimiel y Villarrubia y su entorno envolvente más inmediato tras toda una vida explorando e interactuando día a día con ese medio natural y, en sus comienzos, sobreviviendo de él. Por ello, desde hace ya muchos años, viene siendo maestro de maestros y, a la vez, el más aventajado aprendiz de los, desde el mundo científico, muchísimos naturalistas, biólogos, ornitólogos, botánicos, paleontólogos, geólogos, etnólogos e incluso arqueólogos -pues además es todo un apasionado y auténtico conocedor de las civilizaciones y culturas antiguas- que, acudiendo necesariamente a él como inigualable guía y conocedor del terreno que es, han venido y vienen a investigar y estudiar todo este tan basto y diverso patrimonio con el que convive diariamente. Patrimonio al que “Conce” compara con un libro o una enciclopedia, el “Gran Libro y Enciclopedia del Campo y del Suelo”, que sólo hay que saber leer e interpretar y él lo hace mejor que nadie.

 

En la presente entrega:

 

A TRAVÉS DE RASTROS, Y MÁS EN CONCRETO HUELLAS, “CONCE” NOS DESVELA LA PRESENCIA DE DOS HABITANTES QUE PROTAGONIZAN LA RIQUÍSIMA Y ENIGMÁTICA VIDA QUE SE DESARROLLA EN LOS CONOCIDOS LOCALMENTE COMO “LOS ARENALES”, ZONA DE PALEODUNAS QUE EXISTE EN LAS INMEDIACIONES DEL MUNICIPIO DE VILLARRUBIA DE LOS OJOS DEL GUADIANA Y DEL PARQUE NACIONAL DE LAS TABLAS DE DAIMIEL Y VILLARRUBIA, INCLUSO TRATÁNDOSE DE UNOS PARAJES PARCIALMENTE ANTROPIZADOS Y CULTIVADOS. LOS PROTAGONISTAS SON DOS PEQUEÑOS MAMÍFEROS: EL LIRÓN CARETO Y LA COMADREJA

 

 

MUY COMUNES Y PRESENTES EN ESTANQUES NATURALES Y ARTIFICIALES, LOS GALLIPATOS PASAN EN CAMBIO MUY DESAPERCIBIDOS PARA EL HOMBRE, QUE IGNORA EN BUENA PARTE SU PRESENCIA. NO, EN CAMBIO, “CONCE”, QUE NOS LLEVA A UN POZO DE RIEGO SITUADO EN LA DEHESA DE CASABLANCA-ZACATENA, EN LAS INMEDIACIONES DEL PARQUE NACIONAL DE LAS TABLAS DE DAIMIEL Y VILLARRUBIA, PARA MOSTRARNOS A ESTE CURIOSO Y PECULIAR ANFIBIO Y DELEITARNOS CON LA SIGUIENTE ESCENA…

 

 

EN EL INVIERNO 2015-2016 SE DETECTÓ, MÁS DE TRES DÉCADAS DESPUÉS, LA PRESENCIA DE AGUA DE ORIGEN SUBTERRÁNEO EN UNA ANTIGUA ZONA DE MANANTIALES EXISTENTE EN LAS TABLAS Y VEGA DEL GIGÜELA Y DE VILLARRUBIA CONOCIDA COMO “LOS OJUELOS”. SE TRATABA DE UNO DE LOS MÁS IMPORTANTES CONJUNTOS DE MANANTIALES QUE EXISTÍAN EN LA VEGA VILLARRUBIERA, POR DONDE AFLORABA AL EXTERIOR EL AGUA SOBRANTE DEL ANTAÑO SATURADO Y COLMATADO ACUÍFERO DE LA LLANURA MANCHEGA OCCIDENTAL. EN SU CONJUNTO, ESTOS MANANTIALES DE LAS TABLAS Y VEGA DEL GIGÜELA Y DE VILLARRUBIA, HERMANOS MENORES DE LOS CERCANOS, FAMOSOS, MÍTICOS Y LEGENDARIOS “OJOS DEL GUADIANA”, RETROALIMENTABAN CON AGUA DULCE LAS SALOBRES QUE APORTABA EL RÍO GIGÜELA EN SU TRAMO FINAL, PERMITIENDO, COMO AQUELLOS OTROS, LA IDIOSINCRACIA POR LA QUE ERA FAMOSO Y CONSIDERADO COMO ÚNICO LO QUE ACTUALMENTE ES EL PARQUE NACIONAL DE LAS TABLAS DE DAIMIEL Y VILLARRUBIA. “CONCE”, CUYA INFANCIA Y JUVENTUD LA VIVIÓ EN BUENA PARTE INMERSO EN ESTOS PARAJES DE LAS TABLAS Y VEGA DEL GIGÜELA Y DE VILLARRUBIA ANTES DE SU DEGRADACIÓN, NOS MUESTRA ALGUNO DE LOS AFLORAMIENTOS SURGIDOS EN LOS ÚLTIMOS TIEMPOS EN LA ZONA DE “LOS OJUELOS” Y NOS CUENTA CÓMO ERA ANTAÑO AQUEL PAISAJE DE AGUA Y VIDA QUE ANTECEDÍA A LO QUE ES EL ACTUAL PARQUE NACIONAL Y QUE ADEMÁS SE ENCUENTRA ANEXO A LA, DESDE EL PUNTO DE VISTA GEOLÓGICO, BOTÁNICO Y FAUNÍSTICO, INTERESANTÍSIMA ZONA DE PALEODUNAS CONOCIDAS EN LA ZONA POPULARMENTE COMO “LOS ARENALES”

 

 

 

Leave a comment


*